Translation(s): English - Français - Italiano- Español


Un demonio, o servicio de sistema, es un proceso de fondo normalmente arrancado durante la secuencia de arranque inicial por ?Init. Los Demonios corren típicamente independientemente de los usuarios, esperando a que sucedan eventos de sistema y proveyendo servicios como respuesta. Entre algunos de los demonios más comunes se incluyen:

Demonios de Debian

Debian hace uso de scripts de inicio del estilo System V para la gestión de demonios. Esto permite a los demonios operar condidionalmente, basados en el nivel de ejecución (RunLevel) actual del computador. Por ejemplo, un demonio puede ser configurado para ejecutarse sólo cuando el ordenador está en modo usuario único (single-user) (runlevel 1) o, mas comúnmente, cuando en modo multi usuario (runlevels 2-5). Para más información , véase ?Init y ?RunLevel.

El Debian Policy Manual (secciones 9.3 y 9.4) es un recurso excelente para comprender mejor los scripts de inicio de demonios de Debian.

Gestión de Demonios

Una breve introducción a los scripts de inicio de Debian

Los scripts de inicio de Demonios se guardan en /etc/init.d/ junto con otros scripts de inicio del arranque de sistema.

Cuando se activa o desactiva un demonio, se crean o borran enlaces simbólicos apuntando a su script de inicio respectivos bajo los distintos directorios /etc/rc*.d/, correspondientes a los niveles de ejecución en los cuales debe estar el demonio para ejecutarse.

Los scripts de inicio de Demonios se tratan como archivos de configuración por ?dpkg. Esto significa que permanecen en el sistema tras desinstalar un paquete, a menos que se utilice la opción de purga 'purge'.

Controles comunes de demonio

La mayoría de los scripts de demonio aceptan un conjunto de opciones comunes, las cuales pueden ser pasadas directamente al script en la linea de comandos, por ejemplo:

# service ssh restart
Restarting OpenBSD Secure Shell server: sshd.

Seguidamente una breve descripción de las opciones más comunes:

Arrancar y parar demonios de este modo es temporal u no sobrevivirá a una reinicio del sistema. Refiérase a la siguiente sección para activar/desactivar demonios de modo permanente.

Activar/desactivar demonios

Note: Muchos demonios proveen servicios esenciales para una instalación Debian que funcione; otros pueden ser riesgos de seguridad innecesarios cuando se activan descuidadamente. Hay que ser cautelosos cuando se gestionen los demonios. Cuando se tengan dudas, refiérase a la documentación del propio demonio.

Activar demonios

Para (re)activar un demonio (usando las configuraciones por defecto) ejecute el siguiente comando, donde <demonio> corresponde al nombre del script de inicio como se lista en /etc/init.d/:

# insserv <demonio>

Desactivar demonios

Para desactivar un demonio a los niveles de ejecución por defecto, ejecute el siguiente comando, donde <demonio> corresponde al nombre del script de inicio como se lista en /etc/init.d/:

# insserv -r <demonio>

Para mayor detalle sobre que hacen estos comandos, refiérase a la manpage de insserv.

Estos comandos asumen que el script del demonio en /etc/init.d tiene las cabeceras LSB apropiadas. Para más información sobre el nuevo modo de Debian para activar/desactivar scripts véase ?LSBInitScripts/DependencyBasedBoot y ?LSBInitScripts.

Utilidades GUI para la gestión de demonios

Existen varias herramientas GUI para hacer la gestión de demonios más simple incluso; algunos ejemplos populares disponibles para Debian incluyen: rcconf y sysv-rc-conf.

Véase también


CategoryBootProcess